Entretenimiento Tecnología

La vida es un juego (o debería serlo)

“No dejamos de jugar porque nos hacemos viejos; nos hacemos viejos porque dejamos de jugar”, George Bernard Shaw

Por B.A. Riveroll

“No dejamos de jugar porque nos hacemos viejos; nos hacemos viejos porque dejamos de jugar”

–George Bernard Shaw

La gamificación es un neologismo que surge al combinar la palabra inglesa game = juego y la terminación –ificación = hacer como. Entonces, cuando hablamos de gamificación, nos referimos a hacer de algo un juego.

GamificacionLa perspectiva moderna podría hacer que consideremos este fenómeno como algo negativo. Después de todo, cuando alguien está “perdiendo el tiempo”, o no se toma las cosas en serio, se le dice que “deje de jugar”. Pero esta es una falacia peligrosa en nuestra realidad.

Este regaño es el que nos enseña a sentir apatía por las cosas nuevas, incluso por aquellas que solíamos disfrutar. Dejar de jugar significa dejar de crear, de imaginar, de experimentar y de estar activo; significa realizar actos rutinarios con la misma eficiencia y productividad que una máquina, pero con la misma falta de emociones y creatividad. Nada nuevo puede surgir si solamente nos enfocamos en producir y no en crear.

Características de la gamificación

Los juegos –y hablando tecnológicamente, los videojuegos- son una herramienta de enseñanza para todos los niveles de la vida. La gamificación toma diversos aspectos de los juegos: reglas claras, trabajo en equipo, objetivos bien definidos, manejo eficiente del tiempo, recompensa ante la victoria, entre muchos otros, y las aplica de tal manera que situaciones rutinarias se vuelven interesantes, divertidas y hasta brindan la satisfacción de una recompensa, misma que nos motiva a realizarlas con gusto.

GamificacionElementos

La gamificación está cada vez más presente en aplicaciones prácticas: antes, para saber qué camino tomar, había que ir por la misma ruta una y otra vez hasta memorizarla, o aprender a leer un mapa –o, los lectores más adultos recordarán, la Guía Roji. Hoy en día, el GPS y diversas aplicaciones de mapas digitales ocupan un recurso muy familiar para cualquiera que haya jugado un videojuego de “exploración del mundo” o conducción: el mini-mapa. También existen aplicaciones que hacen del ahorro un juego –al ofrecer recompensas virtuales al ahorrar cierta cantidad– o aplicaciones para aprender otros idiomas que ponen al usuario una meta de práctica diaria y tienen una apariencia más amable que la de un salón de clases.

No solo es un juego, ¿o sí?

JugamosLos juegos pueden enseñar lecciones de vida. A través de la gamificación se aprende, como se aprende al ganar o perder un juego, a ser humildes en la celebración de la victoria y a tolerar la frustración de la derrota; pero, sobre todo, se aprende que siempre se puede intentar de nuevo. Jugar es ponerse retos y celebrar cuando estos son alcanzados, es buscar la manera de sortear obstáculos, es incluso tomar las pérdidas como una oportunidad para aprender sin sentirse abatido o como que el mundo se acaba solo porque no ganamos. A fin de cuentas, es solo un juego.

 


Sobre la autora

BA

 

B.A. Riveroll, autora de El viajero de Neugdae. Puedes seguirla en Facebook o enviarle un correo electrónico.

 

0 comments on “La vida es un juego (o debería serlo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: