Ingeniería

Mejor iluminación, menos consumo

Existen diferentes tipos de focos y algunos incluso se dejarán de producir muy pronto. Conoce cada uno y distingue sus ventajas para que tomes tu mejor decisión.

Por Ricardo Alonso

Existen diferentes tipos de focos y algunos incluso se dejarán de producir muy pronto. Conoce cada uno y distingue sus ventajas para que tomes tu mejor decisión.

Decidirse a cambiar los focos incandescentes por una opción más sustentable de iluminación ya no es una cuestión de conciencia o moda, sino una disposición legal que –como lo anunciara en 2010 el entonces presidente Felipe Calderón– ha ido sacando a las bombillas tradicionales del mercado de a poco.

Las diferencias

Ante este escenario es que las lámparas fluorescentes y las de diodos emisores de luz –mejor conocidas como leds– aparecen como alternativas más amigables con el ambiente, ya que pueden permitir ahorros de energía de entre 60 hasta 90%.

Asimismo, el tiempo de vida de las también llamadas lámparas ahorradoras se ha elevado hasta alcanzar las 10 mil horas en comparación con las mil que dura una bombilla tradicional, mientras que la iluminación led puede superar las 50 mil horas en uso.

DiferenciasFocos

Otra mejora que vale la pena destacar es la que se refiere al incremento del flujo luminoso y su capacidad de direccionar el mismo a la zona que se quiere iluminar.

En este sentido, las lámparas led tienen un mayor rendimiento luminoso útil (expresado en lúmenes por watt) que las ahorradoras; y ofrecen ocho veces más iluminación que las obsoletas bombillas incandescentes.

FocoAhorradorVía sustentable

Además del ya mencionado ahorro de energía, se han logrado otros avances importantes, de tal suerte que hoy las lámparas led son reciclables y no contaminan el medio ambiente a comparación con las de sodio y las fluorescentes que contienen mercurio y emiten, como es el caso de estas últimas, ondas electromagnéticas que a corta distancia pueden resultar nocivas a la salud.

El reto

Con otras sustanciales diferencias en cuanto a calidad de color, diseño, velocidad de encendido, calor, etcétera, lo que falta ahora es homologar un poco más los sistemas en materia de costos y operación para hacerlos accesibles a todo el público y dar el paso hacia el destierro definitivo de las lámparas incandescentes.

 


Sobre el autor

RA

 

Ricardo Alonso, periodista dedicado a viajar por México y el mundo. Puedes seguirlo en Facebook. También colabora para el periódico El Economista.

 

1 comment on “Mejor iluminación, menos consumo

  1. Pingback: Eficiencia, ¿un concepto de moda? – DERZEIT | Fábrica de Contenidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: