Ingeniería Salud

No te pases de corriente

No siempre es fatal el hecho de que pase energía eléctrica por el cuerpo. Para entender mejor el fenómeno, te invitamos a leer lo siguiente.

No siempre es fatal el hecho de que pase energía eléctrica por el cuerpo. Para entender mejor el fenómeno, te invitamos a leer lo siguiente.

Una descarga eléctrica es el paso de la corriente por el cuerpo de una persona, y solo si causa la muerte se le denomina electrocución. Los efectos de la descarga eléctrica dependen –entre otras cosas– del tiempo de exposición, el tipo de corriente, su magnitud y el estado de la persona en el momento del contacto. Pueden ir desde pequeñas quemaduras, convulsiones, asfixia, hasta la muerte instantánea.

ElectricidadCuerpoLa mayoría de las descargas eléctricas en personas suceden por accidentes domésticos y laborales, generalmente provocadas por una instalación deficiente o el uso de aparatos con elementos deteriorados por el uso o el tiempo. También existe un fenómeno natural que puede provocar este tipo de siniestros: los rayos, cuya elevada tensión (voltaje) los vuelve generalmente mortales.

Pero, ¿cuál es el riesgo de descarga eléctrica y cuáles sus efectos? Para dar respuesta a estas preguntas retomamos la información del Servicio Integrado de Prevención en Riesgos Laborales de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), España, quienes exponen de manera muy esquemática, pero amplia las diferentes aristas de este tema.

Riesgos de choque

ContactoDirectoExpertos de la UPV definen como riesgo de electrocución a la “posibilidad de circulación de una corriente eléctrica a través del cuerpo humano”, considerando que para que esto se dé es necesario que exista un circuito eléctrico formado por elementos conductores, que el circuito esté cerrado o pueda cerrarse y que posea una diferencia de potencial mayor a cero.

ContactoIndirectoAhora bien, para que exista posibilidad de circulación de corriente por el cuerpo humano es necesario que este forme parte del circuito y que se convierta en un conductor, lo cual –si no está aislado– es perfectamente viable por la cantidad de líquidos que contiene. También se requiere que exista, entre los puntos de entrada y salida del cuerpo humano, una diferencia de potencial mayor a cero. Cuando estos requisitos se cumplan, se podrá afirmar que existe o puede existir riesgo de electrocución.

Factores que intervienen

Los efectos del paso de la corriente eléctrica por el cuerpo humano vendrán determinados, según la UPV, por los siguientes factores:

  • Valor de la intensidad del circuito: no es constante, puesto que depende de cada persona y del tipo de corriente; por ello, se define como un valor estadístico aplicable para un determinado porcentaje de la población.
  • Resistencia eléctrica del cuerpo humano: además de la resistencia de contacto de la piel (entre 100 y 500 ohms), se debe tener en cuenta la que tienen los tejidos al paso de la corriente eléctrica, con lo que el valor medio de referencia está alrededor de los 1,000 ohms. No obstante, la resistencia del cuerpo dependerá, en gran medida, del grado de humedad de la piel.
  • Resistencia del circuito de defecto: depende de las circunstancias de cada caso, pudiendo llegar a ser nula en caso de contacto directo.
  • Voltaje o tensión: la resistencia del cuerpo humano varía según la tensión aplicada y según se encuentre en un lugar seco o mojado.
  • Tipo de corriente (alterna o continua): la corriente continua actúa por calentamiento, aunque puede ocasionar un efecto electrolítico en el organismo, que puede generar riesgo de embolia o muerte por electrólisis de la sangre; en cuanto a la corriente alterna, la superposición de la frecuencia al ritmo nervioso y circulatorio produce una alteración que se traduce en espasmos, sacudidas y ritmo desordenado del corazón (fibrilación ventricular).
  • Frecuencia: las altas frecuencias son menos peligrosas que las bajas, llegando a ser prácticamente inofensivas para valores superiores a 100,000 Hz (produciendo solo efectos de calentamiento sin ninguna influencia nerviosa), mientras que para 10,000 Hz la peligrosidad es similar a la corriente continua.
  • Tiempo de contacto: condiciona la gravedad de las consecuencias del paso de corriente eléctrica a través del cuerpo humano, junto con el valor de la intensidad y el recorrido de la misma a través del individuo.

Efectos en la salud

Según el tiempo de exposición y la dirección de paso de la corriente eléctrica, para una misma intensidad, pueden producirse lesiones graves –como asfixia, fibrilación ventricular, quemaduras– y secundarias o indirectas a consecuencia del choque eléctrico, como caídas de altura o golpes.

  • Paro cardíaco: Se produce cuando la corriente pasa por el corazón y su efecto en el organismo se traduce en un paro circulatorio.
  • Asfixia: cuando la corriente atraviesa el tórax, el choque eléctrico tetaniza el diafragma torácico y como consecuencia los pulmones no tienen capacidad para aceptar aire ni expulsarlo. Este efecto se produce a partir de 25-30 mA.
  • Quemaduras: pueden ser externas o internas por el paso de la intensidad de corriente a través del cuerpo por Efecto Joule o por la proximidad al arco eléctrico. Pueden generar zonas de necrosis (tejidos muertos), pero también alcanzar a dañar órganos profundos, músculos, nervios e incluso huesos.
  • Tetanización o contracción muscular: consiste en la anulación de la capacidad de reacción de los músculos que impide la separación voluntaria del punto de contacto. Normalmente este efecto se produce cuando se superan los 10 mA.
  • Fibrilación ventricular: se produce cuando el choque eléctrico tiene una duración superior a 0.15 segundos, el 20% de la duración total del ciclo cardíaco medio del hombre (0.75 segundos). La corriente pasa por el corazón y su efecto en el organismo se traduce en un paro circulatorio.
  • Lesiones permanentes: son producidas por destrucción de la parte afectada del sistema nervioso (parálisis o contracturas permanentes, entre otras).
  • Efectos no inmediatos: se manifiestan pasado un cierto tiempo después del accidente. Los más habituales son manifestaciones renales, trastornos cardiovasculares, trastornos nerviosos, trastornos sensoriales, oculares y auditivos.

PrimerosAuxilios

Asistencia ante emergencia

Lo más importante en un caso de descarga eléctrica es cortar inmediatamente el paso de corriente eléctrica, porque antes de eso no se debe tocar a la víctima. Posteriormente, se puede alejar al herido de la fuente eléctrica, utilizando para ello un objeto no conductor, como el palo de una escoba o algún plástico, pero en ningún caso se debe hacer uso de un objeto metálico. Finalmente, es necesario avisar a los servicios de emergencia, o solo en caso de saber hacerlo, realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Sobre el autor

 RA Ricardo Alonso, periodista dedicado a viajar por México y el mundo. Puedes seguirlo en Facebook. También colabora para el periódico El Economista.

0 comments on “No te pases de corriente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: