Ingeniería

Estás frío, frío, frío

Nunca está demás conocer las distintas opciones para mantener el calor en tu casa y al mismo tiempo ahorrar energía.

Por Ricardo Alonso

Nunca está demás conocer las distintas opciones para mantener el calor en tu casa y al mismo tiempo ahorrar energía.

Durante el invierno, las heladas son una constante y es la temporada en que más se consume energía debido a la necesidad de mantenernos abrigados y libres de enfermedades. Sin embargo, debemos procurar ser eficientes en nuestro consumo eléctrico para evitar despilfarros, incluso, de dinero.

Por eso, no es descabellado pensar en instalar en tu hogar alguno de los muchos sistemas de calefacción: desde un sistema de emisión de aire caliente por medio de conductos, hasta tuberías de agua caliente bajo el piso.

La eficiencia energética se entiende como el uso razonable de energía; es decir, usar solo la necesaria, sin desperdiciar. Cualquier sistema de calefacción que te decidas a instalar tiene ventajas y desventajas en esta materia, por lo que en esta ocasión revisaremos cuáles son los más comunes en el hogar y cómo funcionan.

Sistema por aire caliente

Permite calentar una casa o habitación elevando la temperatura del aire mediante un calentador de ambiente. Si el calentador es central; es decir, para toda la vivienda, se puede distribuir el aire caliente a través de una red de conductos hacia las distintas habitaciones. El calentador puede acondicionar el aire con distintas fuentes de combustible: gas natural, gas propano o electricidad. En viejas construcciones todavía se encuentran calentadores que se alimentan con leña o carbón, pero ya no se recomiendan por el monóxido de carbono que expiden.

Ventajas

Desventajas

  • Es económico.
  • Puede requerir de una red de conductos que ocupan mucho espacio dentro de la vivienda.
  • En los calentadores centralizados, el sistema puede ser ruidoso por los ventiladores utilizados.
  • Requiere de filtros y mantenimiento regular.
  • Propaga con facilidad polvo y enfermedades.
  • Si el calentador es eléctrico, puede resecar el ambiente.

Sistema por agua caliente

Este sistema es de los más naturales y cómodos. Consiste en transferir calor al medio ambiente mediante una tubería por donde circula agua caliente. Se utiliza un calentador de agua y se distribuye hacia las habitaciones del hogar. Esta tubería normalmente se ubica debajo de los pisos y puede ser reforzada con paneles de radiación en las paredes o techos. Una variante son los sistemas que utilizan calderas que generan vapor de agua.

Ventajas

Desventajas

  • Es un sistema cómodo y uniforme.
  • Los calentadores de agua pueden utilizar energías alternas, como la solar.
  • Pueden llegar a tener un ciclo lento de calentamiento.
  • Requiere de una instalación más costosa.
  • Al tener las tuberías ocultas, se puede dificultar el mantenimiento de las mismas.

CalefaccionRadiadores

Sistema geotérmico

La última tecnología para calefacción doméstica se conoce como Bomba de Calor Geotérmica (BCG). Este sistema permite tomar el calor de la tierra por medio de una tubería de circuito subterráneo.

Ventajas

Desventajas

  • De acuerdo con la Agencia de Protección al Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), una BCG puede ahorrar entre 30 y 70% de los costos en energía para calefacción de una vivienda, y de 20 a 50% de los costos de refrigeración, en comparación con los sistemas convencionales.
  • Es un sistema costoso.

Recomendaciones para todos

Sin importar cuál sea el sistema de calefacción que utilices, sigue los siguientes consejos para mantenerlo en óptimas condiciones, y al mismo tiempo ahorrar energía:

  • No tapes radiadores con muebles o cortinas, porque hacerlo puede impedir el flujo de calor y provocar sobrecalentamiento de superficies o incendios.
  • Repara ranuras de ventanas y puertas por donde notes que se fuga el calor.
  • Si compras estufa o calentador nuevo, elige uno que esté certificado y garantice la eficiencia de energía.
  • Cierra cortinas o persianas durante las noches para conservar calor.
  • Si vives en zonas nevadas, elige ventanas con termopaneles, doble vidrio o marcos no metálicos.
  • Selecciona artefactos de calefacción eléctrica de acuerdo con tus necesidades de espacio (acumuladores de calor, convectores, radiadores), de esa manera tendrás una calefacción segura y libre de contaminación.
  • Revisa y cambia periódicamente los filtros de los sistemas de calefacción. Esto evitará enfermedades y permitirá que el equipo trabaje eficientemente.
  • La vivienda no debe estar sellada. De alguna forma debe existir un pequeño intercambio de aire del exterior para renovar el oxígeno que ya se ha utilizado con nuestra respiración o la cocción de alimentos en estufas de flama abierta.

 


Sobre el autor

RA

 

Ricardo Alonso, periodista dedicado a viajar por México y el mundo. Puedes seguirlo en Facebook. También colabora para el periódico El Economista.

 

0 comments on “Estás frío, frío, frío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: