Ingeniería Tecnología

Es mejor no extenderse

Es mejor reducir al mínimo el uso de extensiones, y si las vas a utilizar, aprende a hacerlo de la forma más segura para evitar accidentes.

Por Ricardo Alonso

Es mejor reducir al mínimo el uso de extensiones, y si las vas a utilizar, aprende a hacerlo de la forma más segura para evitar accidentes. 

Cuando el cable de un equipo eléctrico no es lo suficientemente largo para llegar hasta un tomacorriente, es una práctica común ampliar su alcance mediante la utilización de extensiones.

Sin embargo, la facilidad de su uso generalmente provoca que se dejen de lado ciertas consideraciones sobre las características específicas de los tipos que existen en el mercado; así como los peligros que conlleva su inadecuado manejo.

Por ello, para disminuir riesgos y evitar daños en los aparatos, las instalaciones eléctricas o sus usuarios, es importante tener en cuenta las medidas de precaución que a continuación presentamos:

  • Primero se debe conocer qué aparatos se van a conectar y determinar –en función de la carga total que estos demanden– el calibre o grueso del cable de la extensión. Esto evitará que se sobrecargue, caliente o incendie. A mayor carga, más grueso debe ser el cable.
  • Un buen consejo que nos da la tienda comercial The Home Depot es fijarse en los colores de los empaques. Cada calibre está identificado con uno distinto; por ejemplo, el del número 12 se asocia al amarillo y el rojo al calibre 14. Entre más crece el número, menos grueso es el cable.
  • Igualmente se recomienda no lijar o cortar los polos de una extensión y se propone utilizar adaptadores para disminuir el riesgo de descargas eléctricas.
  • También se debe elegir la longitud total necesaria, pues conectar diversas extensiones aumenta el riesgo de incendios.

Más advertencias

La organización chilena Mutual de Seguridad define una extensión como el conjunto formado por un cable flexible o cordón equipado con un enchufe y un conector no desmontable, encargado de conectar un aparato eléctrico al suministro de energía. Sobre el uso de estos elementos advierte lo siguiente:

  • Antes de conectar la extensión eléctrica al contacto se debe conectar el equipo que esta alimentará.
  • Al desconectarla, se debe tomar de la clavija y no tirar de su cordón. Una vez hecho esto se puede desconectar también el aparato que alimentó.
  • Hay que cerciorarse de que la cubierta de aislamiento de la extensión se encuentre en óptimo estado.
  • Procura instalar los cables de una extensión vía aérea no arrastrarlos por el suelo, exponiéndolos a daños posteriores.
  • Se debe corroborar el buen estado de la clavija y del contacto de la extensión.
  • Evita uniones adicionales a las extensiones.
  • El conectar demasiados aparatos eléctricos se puede producir una sobrecarga, calentamiento de la extensión y un posterior incendio.
  • No son recomendables extensiones con cable dúplex.
  • Se debe comprar extensiones eléctricas debidamente certificadas.

Algo tan cotidiano y sencillo como usar una extensión tiene detrás ciertas implicaciones que, en beneficio de la seguridad, más vale no olvidarlas. Ahora ya tienes algo en qué pensar la próxima vez que te encuentres frente a una kilométrica unión de extensiones o una auténtica telaraña de cables.

 


Sobre el autor

RA

 

Ricardo Alonso, periodista dedicado a viajar por México y el mundo. Puedes seguirlo en Facebook. También colabora para el periódico El Economista.

0 comments on “Es mejor no extenderse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: